Software as a service: oportunidades de negocio

Software as a service oportunidades de negocio

Software as a Service o SaaS es una aplicación online ofrecida desde un servidor externo que maneja los datos de una empresa para que estos puedan ser utilizados por los clientes y al mismo tiempo permanezcan resguardados de manera personalizada. Es una forma de rentar o subcontratar un software en línea, en lugar de adquirir todos los aditamentos para instalarlo dentro de nuestro negocio. Un ejemplo de ello lo vemos todos los días con el uso de planes empresariales de cuentas de correo como Gmail, Outlook, Yahoo, entre otras.

Para esto, el usuario de este servicio paga por el alojamiento, seguridad y la correcta operatividad de esta información, generalmente gestionada por especialistas en tópicos de tecnología. De igual forma, el modelo de aplicación SaaS tiene diferentes estructuras, las cuales se adaptan a las necesidades y alcances que queremos para nuestra empresa o negocio. Tan sólo en América Latina, este mercado ha crecido hasta en un 50% en 2015, según una encuesta de la compañía de soluciones tecnológicas estadounidense TechTarget, generando remesas por sobrepasan los mil millones de dólares.

El modelo SaaS es la parte inferior de tres niveles de Cloud Computing (Computación en la nube), que engloba la oferta de servicios en línea y que complementan la Plataforma como Servicio (PaaS) y la Infraestructura como Servicio (IaaS). El Software como Servicio podríamos decir que es la base de esta estructura, el motor de la “nube”, mejorando la interactividad y la portabilidad.

Ventajas de utilizar Software as a service

Este software empresarial puede ayudarte en muchas tareas y traer consigo muchas ventajas:

Tiempos reducidos. Con el uso de esta plataforma no necesitas instalar ni configurar. La empresa que decidas contratar se hará cargo de esto, por lo que puedes arrancar de inmediato con las labores operativas de tu negocio.

Actualizaciones. Al contratar SaaS, el proveedor actualizará tus aplicaciones, y las de tus clientes, evitando que compres constantemente las últimas versiones de los softwares que utilizas ni comprar licencia alguna.

Ahorro. La siguiente ventaja deriva de las dos anteriores. Ajustando tus tiempos y actualizaciones según tus necesidades, no tendrás que gastar de más. Además, no tendrás que hacer inversiones iniciales que a la larga pueden terminar afectando tus números financieros.

Facilita procesos. Lo más importante de todo es que podrás concentrar tus energías en los objetivos perseguidos por tu negocio o empresa. Al contratar este servicio, la arquitectura informática no volverá a ser un dolor de cabeza.

Noticia Destacada: Empresa Mexicana Vende Miles de Millones Por Internet Clic Aquí