Sistemas de geolocalización y marketing: la tecnología Beacon

La tecnología Beacon: de los sistemas de geolocalización al marketing

Los sistemas de geolocalización son una útil herramienta para la vida diaria. Con las modernas tecnologías que hay en la actualidad, ubicarse en algún sitio no es un inconveniente mayor. Basta con sacar del bolsillo un Smartphone y utilizar alguna aplicación móvil para descargar el mapa del lugar que se busca.

Los sistemas de geolocalización hacia nuevos horizontes

No obstante, herramientas vía internet o GPS tienen el inconveniente de que gastan mucha batería del celular o el costo del roaming es bastante elevado. Por tal razón, los beacons aparecen en escena para hacer la geolocalización una tarea más sencilla y práctica. Se trata de un dispositivo inalámbrico de pequeñas dimensiones, similar a una llave USB, que emite una señal vía Bluetooth para captar Smartphone en un perímetro de hasta treinta metros. Su potencial no se limita a mandar mensajes que permitan ubicarlo, sino que funciona en espacios cerrados, donde los celulares generalmente no tienen señal y por ende es imposible rastrearlos; su batería no consume mucha energía y no dependen de una red WiFi para funcionar.

Más allá de ser un mero rastreador, este artefacto es también una herramienta de comunicación rentable en el campo de los negocios, pues permite realizar tareas de publicidad personalizada dentro de un establecimiento determinado. Por ejemplo, si se cuenta con la aplicación rastreadora instalada y el Bluetooth en el móvil y se está dentro de una tienda comercial, al Smartphone pueden llegar las ofertas o promociones con las que dicho establecimiento cuente. De esta manera, los beacons abren infinidad de posibilidades para el marketing publicitario, facilitando el acceso al cliente de información relacionada con un producto o servicio o simplemente dándole la bienvenida a la tienda.

De mano con el creciente mercado de teléfonos inteligentes, los negocios han decidido explotar al máximo una función hasta hace poco delegada a un segundo plano en el campo de la comunicación, como lo fue el Bluetooth. Desde finales del año 2013, Apple fue el primero en levantar la mano y realizar la primera aplicación para sistemas iOS que comenzó en el mercado estadounidense para rápidamente después posicionarse en otras regiones del globo. En la actualidad, además de la aplicación iBeacon, diseñada para iphones, le siguieron compañías como Qualcomm, Estimote, Swirl, Beaconic y Gelo, quienes introdujeron la aplicación para sistemas Android y ampliaron el abanico de móviles con acceso a esta aplicación. Es tan grande su éxito que según previsiones de ABI Research, en 2018 se contarán con un aproximado de 800 millones de Smartphones con esta geolocalización de señales inalámbricas, superando al GPS tradicional.

La denominación beacon es un término utilizado en la navegación marítima y en español significa “baliza”, que según la Real Académica de la Lengua Española se define como “una señal fija o móvil que se pone de marca para indicar lugares peligrosos o para orientar navegantes”. En el campo de las tecnologías digitales, esta noción no es distante y parece continuar con dicha labor, sólo que ahora además de advertir riesgos y ubicaciones particulares, su función será darnos opciones de mercado.

Noticia Destacada: Empresa Mexicana Vende Miles de Millones Por Internet Clic Aquí