Publicidad en redes sociales, la polémica de Twitter

La publicidad en redes sociales ha entrado en polémica con Twitter; en el ojo del huracán por el tema de contenido sexual en la plataforma. El principal problema es que la red social del pajarito azul es altamente reconocida por su “libre expresión”, aunque hace poco tiempo empezó a eliminar un poco de su contenido extremadamente violento. Sin embargo, la pornografía es contenido que prevalece en Twitter, y esto se ha convertido en un problema para los anunciantes.

Publicidad-en-redes-sociales

Una compañía de medición en televisión y medios digitales llamada Nielsen, se ha visto obligada a parar una de sus campañas de tuits debido a que sus anuncios eran entregados en perfiles que eran dedicados a la pornografía.

El problema con la publicidad en redes sociales

El tuit pagado de Nielsen decía: “¿Estoy recibiendo el valor máximo de mi compra de medios? Aprende qué otras preguntas debes de hacer en nuestro webinar grabado”, mismo que aparecía en el perfil de “Pornografía casera” y varios otros sitios dedicados a la pornografía. De igual forma, se ha notificado que anuncios de otras marcas como NBCUniversal, Duane Reade y Gatorade estaban siendo mostrados en perfiles con imágenes y videos pornográficos.

Publicidad en redes sociales, la polémica de Twitter

Según ha informado Adweek, un pequeño error es el culpable de todo esto, pues la tecnología de Twitter suele asegurarse de que los anuncios no aparezcan a un lado de contenido obsceno, pero esto falló, ocasionando que Nielsen suspendiera su campaña.

¿Qué dice Twitter?

Uno de los representantes de Twitter ha respondido a esta problemática diciendo que están conscientes de que algunos tuits promocionados están siendo mostrados en ciertos perfiles que pueden tener contenido inapropiado, pero que están comprometidos con entregar a las empresas un ambiente seguro para que puedan construir su negocio, por lo que están trabajando para poder solucionar este problema.

Sin embargo, este pequeño error puede ser una parte del problema, pero no es el principal. Según revelan algunos estudios, uno de cada mil tuits es pornográfico. Los expertos estiman que hay cerca de 10 millones de cuentas de Twitter que están dedicadas a la pornografía, y esto tendrá como consecuencia que, si Twitter no hace nada para comenzar a bloquearlas, los clientes van a limitar considerablemente su gasto en publicidad.

Los anuncios en Twitter son dirigidos basándose en los intereses del usuario, su ubicación, los perfiles que sigue y otros factores, no en el contenido que estén viendo en determinado momento. Esto significa que siempre habrá una posibilidad de que algún anuncio pagado pueda aparecer en algún perfil pornográfico, cosa que preocupa seriamente a los anunciantes.

Ahora bien, este problema no es exclusivo de Twitter, pues ha sido un problema que se ha propagado en toda la industria de la publicidad digital. Mientras que las tecnologías automatizadas hacen que la compra de medios sea mucho más eficiente, también puede significar que los anuncios se encuentren cerca de contenido desagradable.

Cada vez es más común que empresas se quejen de que sus anuncios aparecen en sitios de internet indeseables, y, en el mejor de los casos, en simples sitios pornográficos.

 

 

FUENTE: ADWEEK

Noticia Destacada: Empresa Mexicana Vende Miles de Millones Por Internet Clic Aquí