Evolución del marketing contemporáneo: consolidando ventas

Evolucion del marketing contemporaneo consolidando ventas

La evolución del marketing nos ha mostrado que hay nuevas formas de relacionarnos con el cliente y de cerrar ventas. ¿Qué ha cambiado?

En tan sólo unos cuantos años hemos visto que las posiciones en marketing han cambiado de nombre y de funciones. Si bien aún existen los “Asistente de marketing”, “Gerente de mercadotecnia”, “Director de marketing” y hasta un “Chief Marketing Officer” (CMO), en los últimos 5 años han surgido nuevos puestos y funciones específicas para potenciar nuestro negocio.

La revolución digital, desde que se democratizó Internet –y que aún está en proceso de llegar a cada ciudadano en el mundo-  ha traído como consecuencia una multitud de dispositivos y, al tiempo, de información para los clientes o potenciales consumidores. Esto ha hecho que las compañías alrededor de todo el mundo replanteen su estructura organizacional. Por poner un ejemplo: hace 30 años había que ir a las compañías en persona para buscar empleo, CV en mano; a día de hoy, sólo requerimos buscar en la bolsa de trabajo de nuestro interés, abrir nuestro Email, enviar nuestro CV y esperar una respuesta.

Este simple detalle ejemplifica cómo ha venido internet a revitalizar las relaciones humanas, al igual que las de consumo y venta en cada sector. Actualmente, en marketing tenemos nuevas posiciones como  “Coordinador de Redes Sociales”, “Diseñador Asociado” o “Content specialist” debido a una alta y demandante diversidad de habilidades que exige la mercadotecnia contemporánea.

En años anteriores, el CMO se enfocaba en estrategias promocionales: logo de la empresa en bolígrafos, calendarios, balones, brochures, además de asistir a eventos; hoy es distinto, sus esfuerzos se centran en convertir a los leads en ventas y, para conseguirlo, debe entender si los canales de comunicación y venta (así, en ese orden) son efectivos.

La evolución del marketing y el contenido de alto valor agregado

Un estudio de Aberdeen Group demuesta que alrededor de 95% de las compañías utiliza los contenidos para mercadotecnia. El contenido, hablando por experiencia, debe ser creíble y darle valor a la audiencia meta. Esto, por otra parte, debe medirse –si funciona o no- y convertirse en resultados para el negocio. Sí, ventas.

¿Para qué sirven los contenidos en marketing? Para atrapar, enamorar y acompañar al cliente en todas las etapas de la compra. El arte de crear contenido no es nada más investigar y redactar: requiere que el canal de entrega al cliente sea el correcto, dirigido al consumidor/cliente/usuario indicado a través de una comunicación concisa, interesante y que aporte soluciones.

Sentencia una película china que de nada sirve enamorarse de la persona indicada en el momento incorrecto. Todo debe coincidir. Igual en el marketing de contenidos: requerimos que la comunicación solucione o de valor agregado al cliente, que el canal de comunicación y –posteriormente- de venta/compra sea el indicado, además de estar dirigido a un público determinado.

¿Qué hace a un contenido exitoso? Tener las métricas suficientes que nos indiquen las preferencias de los consumidores, saber interpretarlas. Esto ayuda a enfocarnos en tres puntos: ¿qué canal de comunicación voy a utilizar para comunicarme?, ¿de qué voy a hablar en mi contenido?, ¿quién es mi público?

Los backgrounds del equipo de contenido no pasan únicamente por mercadotecnia, también hay comunicólogos, historiadores de arte, literatos, periodistas, artistas gráficos, incluso desarrolladores. Y cualquiera de ellos debe ser capaz de crear una gran historia.

Estructura de un equipo de Content Marketing

  1. Content Writer o Copy Writer: en español conocido como autor (y editor también en ciertos casos). Es la base de la pirámide, crea contenidos de todo tipo, sin ser un experto (aún).
  2. Especialista en Content Marketing: revisa el contenido y lo divulga a través de las redes sociales. Adapta el contenido para volverlo una oferta atractiva para el consumidor.
  3. Content Manager: administra la producción del contenido y aprueba las publicaciones.
  4. Content Marketing Manager: se acerca al consumidor y sus necesidades, identifica lo que requiere el contenido (métricas, análisis, impacto), dónde existen áreas de oportunidad en los canales de contacto con el cliente y los aprovecha.
  5. Content Strategist: revisa y optimiza todos los puntos de la creación de contenido y su correcta distribución. Mira las necesidades de contenido de TODA LA ORGANIZACIÓN respecto al ciclo de vida del consumidor.
  6. Chief Content Officer: administra todas las iniciativas de marketing de contenidos, en todos los canales y en todos los formatos. Se centra en dar valor agregado al consumidor.

Ten en cuenta que sólo 32% de las empresas tiene la capacidad de producir suficiente contenido que cubra sus necesidades. Y cuando hablamos de necesidades, nos referimos a ventas. Ya es tiempo, acércate a un experto que sepa cómo cubrir esa oportunidad de negocio que ofrecen los contenidos y sé parte de la evolución del marketing.

Noticia Destacada: Empresa Mexicana Vende Miles de Millones Por Internet Clic Aquí